Debido al aumento de las temperaturas climáticas suele presentarse casos de pediculosis o piojos, por ello, la Jurisdicción de Servicios de Salud, invita a la comunidad a extremar precauciones de higiene para evitar este problema sobre todo en los menores.

La Jefa de la Unidad Sanitaria, Dra. Remedios Lozada Romero, explicó que los piojos son insectos hematófagos, es decir, se alimentan de sangre y viven como parásitos en el cuero cabelludo de los humanos. Abundó que el contagio se produce por contacto directo, ya sea con las personas infectadas o con objetos de uso personal, como pueden ser los peines y cepillos.

Aunque durante la cuarentena y el aislamiento disminuyeron los casos de pediculosis, comentó, que en esta época de verano se registra más incidencia de esta enfermedad, por lo cual, es necesario revisar a los infantes al presentar algún síntoma como exceso de comezón, piojos visibles en el cuero cabelludo y huevos de piojos (liendres).

La funcionaria de Salud recalcó que la falta de higiene no es el principal factor para contraerlos; cuando alguien tiene piojos o liendres se pueden seguir estas recomendaciones para eliminarlas: Lavar el cabello diariamente con un shampoo especial, pasar un peine y quitar las liendres con paciencia durante varios días.

También se debe atender al mismo tiempo a todos los miembros de la familia y demás personas que convivan diariamente, peinarse diariamente 2 ó 3 veces, no compartir peines, gorras o accesorios para el cabello, almohadas, toallas o prendas de vestir.

Agregó que deben extremar precauciones en la limpieza de las manos, incluyendo las uñas, pues al retirar los parásitos se pueden quedar en entre los dedos, lo cual puede infectar a otra persona.

En caso de encontrar liendres o piojos, es necesario iniciar el tratamiento profiláctico a todos los miembros de la familia bajo supervisión médica, agregó.

Es importante recalcar que los piojos no son privativos de ningún estatus social, lugar de residencia, nivel académico, sexo ni edad, “todas las personas estamos expuestas a contagiarnos”.

De tal forma, es necesario manejar el control de estos parásitos con mucha prontitud y sobre todo discreción, a fin de evitar posibles burlas o estigmatización hacia las personas portadoras.

Comentarios