Como método preventivo, exhorta el Hospital General Tijuana (HGT) a cuidar la salud mental materna, con la finalidad de disminuir el riesgo de presentar trastornos psicológicos como la depresión posparto.

La jefa de la Unidad de Psicología, Michelle Delhi Guerrero Mendoza, señaló que la depresión posparto es un trastorno que se caracteriza por la pérdida de interés de la madre hacia el bebé, así como, una dificultad para crear un vínculo afectivo, aunado a los síntomas comunes de la depresión como, irritabilidad, alteraciones en el sueño, desgano, entre otros.

Asimismo, explicó que este tipo de depresión afecta aproximadamente al 20 por ciento de las mujeres y quienes se encuentran más vulnerables son aquellas que genéticamente tienden a presentar episodios de ansiedad, depresión, estrés crónico y bipolaridad, además, mencionó que el riesgo incrementa en las mamás primerizas, embarazos no deseados, menores de 20 años de edad o haber vivido eventos traumáticos durante el embarazo o el puerperio.

“La maternidad esta idealizada por la sociedad como la etapa más bonita para una mujer, sin embargo, debido a los cambios físicos y emocionales que trae consigo no se debe restar importancia al cuidado de la salud mental de las mujeres en gestación’’, expresó Guerrero Mendoza.

En este sentido, señaló que este trastorno se puede prevenir si la madre lleva un control prenatal en el que incluya terapia psicológica, especialmente si tiene antecedentes familiares diagnosticados con depresión o incluso si la misma madre presentó estos episodios, del mismo modo indicó que el nosocomio cuenta con un departamento de psicología, en donde las madres que presentan algún signo de alerta posterior al parto, son canalizadas para recibir la orientación adecuada.

Finalmente, Guerrero Mendoza, exhortó a las mujeres a promover la salud mental durante y después del embarazo, y a su vez reiteró que pueden acudir al nosocomio al servicio de consulta externa a solicitar cita con un especialista que pueda atender oportunamente cualquier trastorno psicológico.

Comentarios