Obesidad, tabaquismo, enfermedades crónico-degenerativas y emociones fuertes, algunos factores que pueden llevar a cualquier persona a enfrentar un infarto. Para evitar problemas en el corazón hay que llevar una dieta balanceada, practicar ejercicio y dejar adicciones de estrés y evitar el sedentarismo.

Actualmente, la formación angina de pecho es de los diagnósticos que más se dan entre los pacientes mayores de 40 años, alertó el doctor Óscar Castro Guevara, director de la Unidad de Medicina Familiar número 38 del Instituto Mexicano del Seguro Social en San Luis Río Colorado, Sonora.

 Angina en el pecho, es de las enfermedades del corazón más comunes, consiste en la obstrucción de manera total o parcial de las arterias coronarias que puede ocurrir  cuando el corazón se ve obligado a realizar un mayor esfuerzo y el organismo es incapaz de aumentar el riego sanguíneo.

LEE: ¿Cuáles alimentos ayudan a evitar enfermedades respiratorias?

Se refiere cuando el músculo cardíaco no recibe toda la sangre que requiere para su funcionamiento normal y es necesario una intervención quirúrgica para evitar la muerte, dependiendo de la gravedad del caso.

Las principales causas de angina en el pecho son: tabaquismo, aumento del colesterol, hipertensión arterial, diabetes y obesidad, antecedentes de familiares con la enfermedad, incluso encontrarse en situaciones estresantes o ejercitarse en ambientes muy fríos.

 Para detectarla, el síntoma más característico es la opresión o malestar en la parte central del pecho y a veces, también en la boca del estómago, irradia hacia la mandíbula o el brazo izquierdo, aunque también puede hacerlo a ambos hombros, brazos o muñecas. Puede aparecer cuando se realiza un esfuerzo o se tiene cualquier otra sobrecarga de tipo físico y se alivia con el cese de tal actividad.

 Para evitarla, en general se debe realizar mínimo 30 minutos de ejercicio físico moderado, alimentarse balanceadamente que incluya frutas y verduras, controlar y cuidar el peso, la presión arterial;  el colesterol y el azúcar, evitar situaciones de estrés y tensión, así como moderar el consumo de alcohol y cafeína, como medidas preventivas.

Comentarios