Las investigaciones por desvío de recursos que se siguen en contra del ex mandatario estatal Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, le corresponden a la Fiscalía General del Estado (FGE), señaló el gobernador Jaime Bonilla Valdez.   

Cuestionado sobre este tema, durante su habitual transmisión en vivo, el jefe del Ejecutivo estatal precisó: “Nuestra responsabilidad llega hasta formular y presentar la denuncia, completar todos los datos y entregárselos a la Fiscalía”, así fue como se deslindó el líder de Morena que permitió que la secretaria de la honestidad: Vicenta Espinoza, se enfocara en cobrar agua mediante la empresa Fisamex, en lugar de investigar y aportar pruebas contundentes.   

Aseguró que “el proceso va muy avanzado” y que incluso, “la FGE ya citó a declarar al ex gobernador panista y varios de sus colaboradores”, sin embargo, insistió que “el tema está en manos de la Fiscalía, que es un ente autónomo y que sería el responsable de ejecutar la detención”.   

Como se recordará, esta administración estatal, por conducto de la Secretaría de Honestidad y la Función Pública, levantó una demanda contra el ex gobernador Francisco Vega y algunos de sus funcionarios, por desvío millonario de recursos y uso de facturas falsas en gastos de gran cuantía.  

Comentarios