Cuando los atletas de alto rendimiento no llevan un acompañamiento psicológico eficiente, pueden afectarse en su salud mental y presentar estrés, ansiedad competitiva, pero esto puede ocurrir antes, durante y después de sus participaciones como en los juegos olímpicos.

El Dr. Marco Antonio Vera Sandoval, docente de la Escuela de Psicología en CETYS Universidad, campus Tijuana, explicó que este efecto se traduce en ansiedad precompetitiva, ansiedad competitiva y postcompetitiva. Los cuales impactan de forma fisiológica, concentración y toma de decisiones. A nivel emocional puede detonar miedo, ira, tristeza y que socialmente puede afectar sus relaciones interpersonales, motivar aislamiento, en el nivel fisiológico puede afectar el funcionamiento del sistema nervioso y en el peor de los casos pueden llevarlos a la deserción deportiva.

“Todos los atletas en cualquier nivel de rendimiento deben contar con asistencia psicológica especializada para poder desarrollar las habilidades y los recursos psicológicos que permitan afrontar la competencia de manera funcional”, indicó el especialista en Psicología Deportiva.

El descanso es fundamental tanto para cuestiones físicas como mentales, el docente de CETYS recordó que este tiene la función de regenerar el organismo en todos los niveles, y si los atletas que no descansan lo suficiente pueden presentar problemas de atención, procesamiento de información, capacidad de reacción y físicamente puede ser predisponer a lesiones.

Después de una competencia será necesario que el atleta realice un autoanálisis del resultado de la competencia, para atender la percepción de éxito o fracaso, escenarios completamente subjetivos y deben analizarse en su justa dimensión, de otro modo el atleta puede magnificar el escenario de fracaso y desarrollar afectación del estado de ánimo y afectación de la autoconfianza ó podría magnificar el escenario de éxito y desarrollar exceso de confianza. Ambas situaciones podrían afectar futuras participaciones deportivas de alto rendimiento y aumentan la presión y el estrés.

Factores externos que importan

El Dr. Marco Vera indicó que entre los factores externos a la competencia que importan son: la familia y su apoyo, el cual ayuda a afrontar la competencia y su ausencia, la exigencia son obstáculos para el equilibrio mental. También están presentes los factores académicos, las amistades, los pasatiempos y las parejas, ya que al ser deportistas de alto rendimiento no le resta atender áreas vitales del ser humano y de no hacerlo puede propiciar la fatiga crónica y hasta síndrome de burnout.

Las redes sociales

Los atletas deben aprender a gestionar las redes sociales de manera funcional, filtrar la información que reciben, clasificándola en información útil para atenderla, mientras que la información nociva debe desecharse.

“Si el atleta está orientado al reconocimiento social y si su motivación es extrínseca, en este caso las publicaciones tienen un impacto elevado en la percepción de los atletas y pueden experimentar altos niveles de estrés”, compartió el Dr. Vera.

Por último, el Docente de la Escuela de Psicología en CETYS recordó que en el deporte es importante el acompañamiento profesional psicológico que garantice la fortaleza mental de los atletas y así afronten la competencia y atiendan el resultado obtenido. “La comprensión integral del atleta garantiza el óptimo rendimiento”.

Comentarios