A través de la Dirección de Servicios Públicos Municipales, casi 170 mil metros cuadrados de áreas verdes han sido adoptadas por ciudadanos, a fin de promover el cuidado, la conservación del medio ambiente, así como mejorar y embellecer el entorno de su comunidad.

Considerando el acelerado crecimiento demográfico de Tijuana, es importante mantener la cultura ambiental, pues la ciudad cuenta con un clima árido y muchos espacios en necesidad de reforestación, pero que no han sido habilitados como áreas verdes, debido a que los recursos humanos y materiales son insuficientes para mantener una ciudad más verde.

Por ello, la Dirección de Servicios Públicos desarrolla el Programa de Adopción de Áreas Verdes, en el que la ciudadanía acoge un espacio cercano a su negocio, empresa o colonia con la intención de regenerar el lugar, cuidarlo y llevar a cabo su debido mantenimiento. Por ello, de un total de 159 trámites ingresados, solo se han aceptado a 139 ciudadanos responsables con proyectos adecuados para estas zonas.

Los adoptantes son, por ejemplo, 53 empresas legalmente constituidas con responsabilidad social ambiental, entre las que destacan: Costco México, Grisi Hno, Prime Wheel México, Atisa, Fundación Loran Salud, Grupo Gami, Molding Clinic, entre otras; así como personas físicas, donde participan 17 particulares.

Asimismo, participan 14 comités de vecinos en las colonias ITR, Urbi Quinta del Cedro, Cedros Norte parte Baja, Xicoténcatl Leyva Mortera, Rinconada Otay, 70-76, por mencionar algunos. En este sentido, también hay otras iniciativas que emprenden proyectos similares, por su propio interés de mantener en buen estado la vegetación, como en algunas glorietas de la Zona Río y sobre el bulevar Cucapah. Para ellos, está extendida la invitación a realizar el convenio de adopción.

La dependencia municipal señaló que los espacios adoptados por empresas, comités de vecinos o particulares pueden ser camellones, parques, glorietas, isletas, cualquier área que esté incorporada como bien inmueble o sea propiedad del Ayuntamiento, o bien, destinada para área verde dentro del municipio.

En muchas ocasiones, es el Gobierno Municipal quien mejora el área para entregarla a los ciudadanos adoptantes lo mejor posible; en otras, el propio ciudadano o la empresa invierte para regenerar la zona. A través de esta dinámica, apoyan a reducir gastos, pues abundan este tipo de espacios registrados en dicha dependencia.

Es importante aclarar que el ciudadano y/o empresa responsable debe firmar un convenio de adopción para poder trabajar el espacio, ya que la Dirección de Servicios Públicos Municipales se encargará de investigar si el lugar es municipal, si es factible la vegetación a plantar y todo el proyecto que conlleva, lo que incluye el sistema de riego, la distancia de plantación, entre otros requerimientos.

La adopción del espacio no genera ningún derecho para cercar, construir, poner bardas, ni ninguna actividad de edificación o privatización sin autorización, pues esta se realiza en la coordinación de la dependencia, ya que muchas veces se colocan letreros o alguna estructura indicando la adopción de tal empresa o comité ciudadano, o bien, para evitar que peatones y vendedores ambulantes maltraten la vegetación.

En cuanto a la vegetación a plantar en esas zonas, es revisada también por las autoridades, ya que muchas veces no es factible la especie o la distancia del plantado entre estas. Por ello, se recurre al vivero municipal, que tiene bajo dirección el Sistema Municipal de Parques Temáticos de Tijuana (Simpatt), el cual proporciona plantas endémicas como palmas, vania, rosa laurel, palo de Brasil, pirul, lluvia de oro, jacarandas, entre otras.

Además, otro factor importante es el suministro de agua para el riego de la zona, pues, de no contar con uno, habrá que solicitarlo a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt), para que Servicios Públicos Municipales instale el sistema de riego que se requiera.

Comentarios