Con el propósito de detectar y atender la incontinencia urinaria en la población femenina, el cirujano urólogo del Hospital General de Tijuana (HGT), Jorge Arturo Razo García, informó sobre esta enfermedad de salud, la cual puede llegar a ser corregible hasta en el 90% de los casos.
El subespecialista de la unidad, mencionó que la incontinencia urinaria es un síntoma, un signo y una enfermedad, la cual se caracteriza por la pérdida involuntaria de orina, incluso en cantidades mínimas.

Indicó que esta condición se genera cuando existe una presión sobre la vejiga o cuando existe una pérdida de la fuerza en el esfínter uretral y, en las mujeres, se relaciona a diversos factores de riesgo como puede ser la obesidad, infecciones urinarias recurrentes, actividades deportivas intensas, secuelas de intervenciones quirúrgicas, alteraciones hormonales posterior a la menopausia y partos vaginales previos – siendo estas dos últimas las más frecuentes-.

Razo García, señaló que, por su origen, la incontinencia urinaria se puede dividir en dos tipos, la incontinencia urinaria ´de esfuerzo´, que es por una alteración anatómica, y la ´de urgencia´, que es por una alteración funcional, aunque también hay casos mixtos.

“La incontinencia de esfuerzo puede ser corregible mediante procedimientos quirúrgicos y la identificamos cuando existen pérdidas de orina al estornudar, toser, reír, cargar algún objeto pesado o incluso al subir escaleras, mientras que la de urgencia se caracteriza por un deseo incontrolable y súbito de miccionar, hasta llegar a la pérdida involuntaria de la orina. Estos casos únicamente se pueden controlar con medicamentos, aunque el porcentaje de éxito es menor”, expresó.

El cirujano urólogo hizo un llamado a las mujeres que viven esta enfermedad, a acudir con un especialista de manera oportuna ya que, de no tratarse, pueden agravarse los síntomas hasta el grado de ser incapacitante o un riesgo a desarrollar otros problemas de tipo familiar, social, laboral o incluso mental.

Ante la pérdida involuntaria de orina, por mínima que esta sea, el doctor Razo García recomendó acudir con un especialista para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento según lo requerido, para así mejorar la salud y la calidad de vida de la persona afectada.

Comentarios