El candidato de Transformemos, Luis Moreno Hernández inició su campaña en la planta de aguas negras “Punta Bandera”, en donde, aseguró, se trata de lugar que representa claramente este gobierno: corrupción, desinterés y mala administración.

El abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia por Baja California” aseveró que durante años, millones de litros de aguas que no han sido tratadas se derraman en el mar afectando a miles de tijuanenses que buscan tener un sano esparcimiento en Playas de Tijuana.

“Lo que vemos aquí es un serio problema medioambiental y de salud pública, ya que muestras al agua que se han realizado en Playas de Tijuana y Rosarito se detectó la presencia de bacterias fecales, que representan 12 mil por ciento más de la norma permitida, lo que corresponde a que diariamente 1 mil 700 litros por segundo de aguas no tratadas son enviadas directamente al mar”, puntualizó.

LEE: Resolver el desabasto de agua en La Rumorosa costaría más de 100 MDP

Sostuvo  que esta planta de aguas es un monumento a la indiferencia y sospecha de que el recurso público no se está utilizando como debe ser.

Luis Moreno indicó que si es electo como diputado continuará con su trabajo legislativo para crear una gran reforma metropolitana que permita quitar a la Comisión de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT)  la rectoría del agua potable y el manejo de aguas residuales.

El candidato de Transformemos expuso que impulsará la creación de una Comisión Metropolitana de Agua, que preste el servicio público para Ensenada, Rosarito y Tijuana,

“Ya basta de impunidad, corrupción e indiferencia vamos obligar al gobierno del estado para que nos deje hacer un servicio que no han podido dar y lo único que quiere es tener la Comisión para fines electorales”, apuntó.

“La reelección no es nada más que el castigo de quienes lo han hecho mal y la continuidad de quienes lo han hecho bien, es cobrar la factura a todos los que están buscando la reelección de manera cínica”, señaló la militante de Transformemos.

Comentarios