En la Semana Mundial de Lactancia Materna, que se conmemora del 1 al 7 de agosto, el alergólogo pediatra del Hospital General de Tijuana, Alberto Escalante Domínguez, informó sobre los beneficios que provee esta vía de alimentación y que impactan favorablemente al sistema inmunológico del recién nacido, aumentando la respuesta IgA, de linfocitos, lactobacilos de protección y una microbiota saludable.

Mencionó que, la leche materna contiene múltiples propiedades que promueven el desarrollo y bienestar del recién nacido, entre los cuales se encuentran las proteínas, grasas, hidratos de carbono, así como vitaminas y minerales.

Manifestó que, cuando se provee leche materna como alimento exclusivo durante los primeros seis meses de vida, se pueden observar múltiples beneficios en el lactante, entre los cuales se encuentra la disminución del riesgo de presentar enfermedades infecciosas (gastrointestinales y respiratorias), caries, obesidad, alergias o asma.

“La leche materna aumenta la producción de anticuerpos en el menor, mismos que le proveen una protección de enfermedades e infecciones, así como sus manifestaciones graves. Por eso es importante impulsar esta vía natural de alimentación”, expresó.

Además, Escalante Domínguez indicó que la lactancia materna fomenta un vínculo afectivo entre madre e hijo, evita el estreñimiento en el bebé e impulsa su óptimo crecimiento y desarrollo (físico y cognitivo).

Reiteró la importancia de proveer leche materna como alimento exclusivo durante los primeros 6 meses de vida para después iniciar con la ablactación (la introducción gradual de otros alimentos sólidos), complementándose con la leche materna hasta los 2 años de vida.

Comentarios