Durante los últimos años, los emprendimientos han aumentado en gran medida a nivel mundial. Baja California no es la excepción y con la llegada de la pandemia y la necesidad de generar ingresos, el número de emprendimientos incrementó sobre todo con la venta de productos relacionados con la prevención del virus.

Definitivamente el crecimiento comercial siempre es una buena noticia, sin embargo, es importante diferenciar entre un emprendimiento y un autoempleo. Ambos conllevan esfuerzo y dedicación, sin embargo un emprendimiento busca solucionar un problema detectado y comúnmente se crea con miras de convertirse en un negocio o empresa formal que produzca altas ganancias económicas y genere más empleos.

Mientras que el autoempleo te permite ser tu propio jefe, generar tus propios ingresos, pero no necesariamente culminará en la creación de una empresa ni generará empleos.

 ¿Qué está sucediendo en Baja California y específicamente en Tijuana?

Gran cantidad de nuevos proyectos terminan siendo fugaces, permanecen activos por un corto tiempo y luego desaparecen.  Para que un emprendimiento se desarrolle y alcance sus objetivos de crecimiento, el emprendedor deberá desarrollar sus conocimientos y sus habilidades blandas tales como creatividad, organización y liderazgo.

Con estas y otras habilidades será posible tener una visión amplia del negocio y crecerlo. Justamente por la falta de desarrollo de estas habilidades los emprendimientos no prosperan y el emprendedor termina por desmotivarse y abandonar el emprendimiento.

¿Entonces qué debe hacer el emprendedor para que su proyecto prospere?

Además de capacitarse constantemente, debe trazar un plan con objetivos y metas al menos a corto y mediano plazo. El emprendimiento es un proceso lento, sobre todo porque el emprendedor aprende mientras construye su negocio, por ello, mientras más habilidades desarrolle menos serán los errores cometidos y el éxito llegará pronto.

Según la Secretaria de Desarrollo económico, en Tijuana existen más de 100 mil personas que forman parte de la población económicamente activa y que son potencialmente emprendedores de nuevos negocios.

Somos una sociedad activa con un gran potencial para crear negocios exitosos pero debemos aprovechar las herramientas disponibles sobre todo en la gran variedad de plataformas digitales y otros recursos a los que hoy tenemos fácil acceso y así lograr un emprendimiento estructurado con grandes posibilidades de éxito.

Comentarios