El 22 de Abril, celebramos el día de la Tierra y en algún momento se han preguntado ¿por qué se celebra en este día? La historia se remonta a 1970, cuando el activista por el medio ambiente Denis Hayes convocó a diversas universidades para manifestar la preocupación sobre las condiciones del aire, ríos y lagos, generando una participación de 20 millones de personas. En este día tan especial, celebremos y conservemos nuestro más preciado hogar, la Tierra es nuestro más grande regalo ofrecido por la madre naturaleza.

El día de hoy en la presente columna les comparto la más reciente información sobre nuestro planeta, algunos datos que nos deben de impulsar hacia la concientización para frenar el feroz daño que estamos ocasionando. No debemos olvidarnos de que en los últimos años hemos sido golpeados por una pandemia que detuvo las actividades a nivel mundial e incluso dichos efectos repercuten en nuestro planeta y finalmente promover e informar algunas recomendaciones que permitan mejorar nuestro entorno y nuestro planeta.

En algún momento hemos escuchado a diversos medios de comunicación enfatizar en el calentamiento global, una situación que compromete nuestra calidad de vida y que avanza con rapidez. Desde el siglo XIX la temperatura de la tierra no ha dejado de subir y en los últimos 7 años las temperaturas han sido las más altas registradas. La NASA (2022) identificó que la temperatura del planeta se ubica 1,2 centígrados por encima de la media establecida, aunque parece un número pequeño sus efectos vulneran la seguridad de todas las personas. Un aumento en la temperatura del planeta compromete el deshielo de los polos y con ello la elevación del mar, por ende la desaparición de ciudades costeras.

Diversas organizaciones como Greenpeace, IPCC, ECODES entre otros se han sumado a la lucha contra el aumento de temperatura, sin embargo seguimos en constante aumento en el número de emisiones de Dióxido de Carbono y con ello un aumento en la temperatura del planeta (Statista, 2022). El 2020 fue el único año que pareció ofrecer un respiro a la humanidad, debido a que las emisiones de CO2 disminuyeron, no obstante el mundo libraba una batalla en contra de una pandemia que modificaría la vida de todos los humanos.

El Covid-19 nos enseñó que es posible darle un respiro a nuestro planeta, en cuestión de días 219 ciudades en China presentaron una disminución de contaminantes en el ambiente, una situación nunca antes vista. Es importante considerar que el gigante asiatico lidera los rankings con el mayor porcentaje de contaminantes que ningún otro país en el mundo, la causa principal son los elevados niveles de industrialización (Garrett, 2022). Las tendencias en redes sociales y nuevas marcas de ropa, calzado o accesorios en países tan industrializados son una mala combinación para un problema tan serio.

El Fast Fashion o moda rápida ha llegado actualmente a cambiar el punto de equilibrio entre la oferta y demanda de productos textiles, no obstante el uso de la ropa ha disminuido un 36%, esto lleva al aumento de materias primas para continuar y aumentar el ritmo de producción de los bienes (Greenpeace, 2021). La contaminación del Fast Fashion representa un 10% de las emisiones de CO2 en todo el mundo, por otra parte su fabricación incluye químicos con propiedades altamente dañinas para los humanos, el uso de estos materiales termina desembocando en los mares y ríos al momento de ser lavados por los consumidores.

A pesar de diversos esfuerzos que la comunidad internacional ha realizado para frenar los avances de la contaminación y conservar el estado de nuestro planeta, los objetivos no han sido alcanzados según lo establecido por el Acuerdo de París (UNCC, 2022). La comunicación entre naciones ha favorecido en mejorar algunas directrices que facilitan el cumplimiento de objetivos enfocados en la reducción de emisiones, un ejemplo de ello fue la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) celebrada en Reino Unido el 2021.

Como residentes del mundo, también está en nuestras manos contribuir al planeta Tierra, por ello les comparto algunas acciones que por más pequeñas que parezcan pueden generar un gran impacto si todas las personas contribuimos:

  • Apagar las luces, aunque sea por unos minutos, te ayudará a reducir el consumo de energía.
  • Más caminatas y menos auto, aunque los vehículos son una herramienta de trabajo, los recorridos cortos también son generadores de emisiones tóxicas.
  • Reduce el tiempo de tus duchas, con ello ahorrarás gran cantidad de litros de agua.
  • Recicla los envases de plástico y dale una nueva utilidad, evitemos que los basureros sigan creciendo.
  • Realiza donaciones, no solo ayudarás al medio ambiente, también a quien lo necesita.

El día de la Tierra no debe de ser exclusivo a una fecha, diariamente debemos de comprometernos con el entorno, procurar la sustentabilidad y mejorar los hábitos de consumo que generan un efecto negativo al planeta. Les invito a que nos sumemos por un cambio que asegure la calidad de vida de nuestros hijos, en un espacio libre y sano de contaminantes que perjudiquen su salud. Tenemos en nuestras manos la oportunidad de mejorar y de transformarnos en los guardianes de nuestro hogar, el planeta Tierra.

Bibliografía

Garrett C. (2022). Países más contaminantes del mundo: ranking 2022. 2022, de Climate Consulting Sitio web: https://tinyurl.com/44hdku99

Greenpeace México. (2021). Fast fashion: de tu armario al vertedero. 2022, de Greenpeace México Sitio web: https://tinyurl.com/5y6ks7v3

NASA. (2022). GISS Surface Temperature Analysis. 2022, de NASA Sitio web: https://tinyurl.com/yckyn8ef

Statista. (2022). Emisiones mundiales de CO2 de 1995 a 2021. 2022, de Statista Sitio web: https://tinyurl.com/44r8zsuk

UNCC. (2022). El clima encabeza el Informe de Riesgos Mundiales para 2022 del Foro Económico Mundial. 2022, de UNCC Sitio web: https://tinyurl.com/43myms5y

Comentarios