Para que la atención de salud a migrantes y refugiados en esta frontera garantice un fácil acceso y en apego a los Derechos Humanos, se llevó a cabo una mesa de trabajo con participación de los tres niveles de gobierno, encabezada por el secretario de Salud en Baja California, J. Adrián Medina Amarillas.

Tras compartir experiencias de la atención y necesidades a esta población migrante, las autoridades federales, estatales y municipales alcanzaron acuerdos avalados por los representantes de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), la Dirección General de Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud del Gobierno de México, así como la Agencia de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR).

Además, se contó con la participación de organismos civiles y asociaciones especializadas como “Asylum Access”, ante los que las autoridades de Salud abordaron las áreas de oportunidad que habrán de aprovecharse para la mejora de los servicios, tales como el garantizar la capacitación para la adecuada atención de éxodos migrantes, el abasto de medicamento para albergues, la disposición de personal para la cobertura de los mismos, entre otras áreas.

Destacó Medina Amarillas que con el flujo de alrededor de 300 mil migrantes al año tan sólo en Baja California, se cuenta con la experiencia del personal de salud, para continuar brindando los oportunos servicios, vigilancia epidemiológica e inclusión dentro de los programas de promoción de la salud, para que migrantes y refugiados sean puntualmente atendidos, “de manera digna, eficiente y humana”, puntualizó.

Cabe destacar que la COMAR en acuerdo con la Jurisdicción Sanitaria proporcionará la información de la población migrante para analizar su estado de salud, respetando en todo momento la confidencialidad de los datos. Asimismo, se trabajará en conjunto con los organismos de la sociedad civil e internacionales en beneficio de esta comunidad.

Otro de los acuerdos será la elaboración de un directorio de atención de los centros de salud y de las organizaciones civiles que proporcionen atención médica, con sus especialidades o servicios. Así como, se establecerá una red de comunicación inmediata para atención de situaciones extraordinarias.

Medina Amarillas, señaló que Baja California es un estado que recibe todos los días a migrantes connacionales, de Centroamérica, comunidad haitiana, y ahora de personas procedentes de Ucrania y Rusia.

Estuvieron presentes en dicha reunión el director general de Promoción de la Salud, en la Secretaría de Salud del Gobierno de México, Ricardo Cortés Alcalá, la subsecretaría de Asuntos Migratorios de la Secretaría General de Gobierno de Baja California (SGG), Adriana Minerva Espinoza Nolasco.

Asimismo, el subdirector de Salud en el Estado, Néstor Hernández Milán, el secretario técnico de la Mesa Temática y titular de la oficina representación COMAR, Baja California, Efrén González Pola, la directora de Servicios de Salud, Sandra Martínez Lobatos, la asesora de integración y enlace comunitario Asylum Acces, Beatriz Barrera, los representantes de la oficina ACNUR en Baja California, Dagmara Mejía y René Arguellez y Enrique Lucero Vázquez, director municipal de Atención al Migrante del Ayuntamiento de Tijuana.

Comentarios