El recibir un intento de extorsión telefónica puede ser una experiencia aterradora y estresante.

Aquí hay algunas recomendaciones para cuidar tu salud mental y reducir el impacto emocional:

  1. Mantén la Calma: Respira profundamente y trata de mantener la calma. El miedo y la ansiedad pueden aumentar el estrés, así que concéntrate en mantener la serenidad.
  2. Escucha con Atención: Escucha atentamente lo que te dicen los extorsionadores. Anota detalles como el número entrante, el sexo de la persona y cualquier otra información relevante. Si es posible, graba la llamada.
  3. Pide Tiempo: Si te sientes abrumado, pide tiempo para procesar la situación. No te sientas presionado para tomar decisiones rápidas.
  4. Identifica Pensamientos Negativos: Es normal sentir miedo y preocupación, pero intenta identificar pensamientos negativos o irracionales. Cuestiona su validez y busca perspectivas más realistas.
  5. Busca Apoyo: Habla con un amigo cercano o un familiar de confianza sobre lo que sucedió. Compartir tus sentimientos puede aliviar la carga emocional.
  6. No los Enfrentes Directamente: Evita confrontar a los extorsionadores o cuestionar sus intenciones. Tu seguridad es lo más importante.
  7. Cuida tu Salud Física: El estrés puede afectar tu bienestar físico. Come alimentos saludables, duerme lo suficiente y mantén una rutina regular.
  8. Considera Hablar con un Profesional: Si el estrés persiste o te sientes abrumado, considera buscar apoyo profesional. Un terapeuta o consejero puede ayudarte a procesar tus emociones.

Recuerda que no estás solo en esto. Busca ayuda y toma medidas para proteger tu salud mental después de un intento de extorsión telefónica.

Comentarios