Dos niños de 3 y 10 años se salvaron de morir en un incendio en Grenoble, en el sureste de Francia, saltando desde una altura de 12 metros a los brazos de adultos que estaban en la parte baja del edificio.

Ambos resultaron ilesos pero fueron hospitalizados por inhalar el humo.

LEE: Buscan mando unificado para atender incendios en Baja California.

Comentarios