En la basura fueron enconrados los uniformes de la selección de softbol eliminado en los juegos olímpicos en Tokio, Japón. Las boxeadoras mexicanas Esmer Falcón y Brianda Falcón exhibieron el gesto de las mexicoamericanas que integraron la selección mexicana eliminada.

El entrenador de el equipo de Softball de México y la federación de softbol justificaron la grosería de jugadoras al tirar los uniformes oficiales a la basura diciendo que tenían “sobre equipaje” al revelar que solo les permiten 23 kilogramos en la maleta.

La Federación de Softbol asegura que podrían sancionar y expulsar a las jugadoras en caso de descubrir que las jugadoras desecharon injustificadamente sus uniformes antes de regresar a su hogar en los Estados Unidos.

Comentarios