La movilidad de mercancías es una de las tareas más complejas que la modernidad requiere diariamente. El día de hoy, es de mi interés presentar mi análisis sobre el panorama por el cual atraviesa el sistema ferroviario de Estados Unidos, ante las diversas rondas de negociación que no han sido fructíferas.

La pregunta inicial a responder sería ¿qué busca el sector transportista? Principalmente mejores horarios, incapacidades y salidas familiares al médico autorizadas. Actualmente, por las vías ferroviarias de la nación americana transita el 39,9% del comercio nacional (Barletti, 2021), una cifra importante del volumen de mercancía y valor económico a lo largo de 290,000 kilómetros de vías.

Para introducir en el tema, les comparto que existen diversos sindicatos que mediante su actividad laboral han fungido como fuertes contrapesos que incluso definen el rumbo político del país. Los ejemplos sobran respecto a los sindicatos, algunos ejemplos de ellos son: SMART, Transportation, Brotherhood of Locomotive Engineers and Trainmen (BLET), Teamsters, entre otros. La crisis inicial de estos grupos sindicales son las demandas por los problemas administrativos que los maquinistas, transportistas e ingenieros ferrocarrileros reciben por su trabajo y si, dicho problema ha escalado hasta la presidencia de Joe Biden.

Ante ello, me gustaría preguntarles, ¿Cómo afectará un posible paro de labores de parte del sector transportista? Evidentemente un corte a la cadena de suministros nos afecta a todos, el número de inventarios en los almacenes, supermercados y tiendas de autoservicios descenderá por lo cual se complica la obtención de productos básicos. Por consiguiente ¿Cómo impacta en el precio de los productos? Directamente en el aumento de precio y en la aparición de nuevos actores. Para Agrofy (2022) la interferencia del mercado ruso para solventar la demanda de maíz consumo nacional conlleva un riesgo en el descenso y cierre de tratos para los productores nacionales.

Claramente desde el ámbito económico un paro ferrocarrilero nos afectaría a todos, no obstante sus efectos también residen en el ámbito político. Como bien sabemos, han pasado las elecciones intermedias y los demócratas mantienen el control en el Senado, no obstante, ¿De donde provienen tantos votos para algunas figuras en específico? Claramente la participación de los sindicatos permiten ganar unas elecciones, las promesas de campaña son vitales para aumentar el número de votantes y mantener a flote el partido en el poder, sin embargo cuando dichas promesas no son cumplidas, existen fuertes presiones que colocan en riesgo a la nación en diversas áreas.

Hasta el momento, es posible identificar el poder que los sindicatos poseen dentro de Estados Unidos, solamente en SMART TD se encuentran 28 mil conductores y BLET cuenta con 24 mil ingenieros, cifra que sin duda alguna afectará al desarrollo económico si se establece un paro de labores. Según la plataforma Fuser (2022), se estima que la huelga ferroviaria costaría alrededor de 2 mil millones de dólares diarios y si la huelga se extiende estaría arrasando con más 700 mil empleos de los diversos sectores que se ven involucrados en las cadenas de producción.

La Secretaría del Trabajo no ha accedido a ninguna petición emitida por alguno de los sindicatos, sin embargo diversos medios de comunicación no han informado al respecto debido a las consecuencias que pueden generarse debido a la falta de un mutuo acuerdo. El riesgo es alto y la aprobación de una reforma sobre las demandas laborales aún más, esto se debe a que es requerido por parte del sindicato que las 5 clases de trabajadores aprueben el acuerdo firmado (Isidore & Yurkevich, 2022). Las rondas de negociación continuarán fuertemente hasta el día 9 de diciembre, fecha que se establece como límite de las negociaciones antes de comenzar un paro de labores.

No debemos olvidar que el paro de labores nos incluye a todos nosotros, el alimento y la gasolina son los principales productos que son transportados por medio de las vías férreas. De esta manera les invito a considerar los efectos que tiene una posible huelga ferrocarrilera en nuestro país. Consideremos lo estrecha que es nuestra relación con el vecino del norte y que sus impactos económicos serían visibles tanto en la región fronteriza como en el resto de la república. Sigamos fuentes confiables y evitemos caer en la especulación en los siguientes días de negociación.

Bibliografía

Agrofy. (2022). Una potencial huelga ferroviaria en Estados Unidos impacta sobre el mercado de granos. Kansas City. Agrofy Recuperado de https://bit.ly/3VucY9c

Barletti. (2021). Por qué Estados Unidos invertirá u$s 66.000 millones en el ferrocarril de carga. Miami. Cronista Recuperado de https://bit.ly/3U1SZxz

Bloomberg Law. (2022). Railway Labor Standoff Tests Biden’s Clout With Unions, Workers. Los Angeles. Bloomberg Recuperado de https://bit.ly/3EDY0qq

Fuser News. (2022). Economía de EE.UU. podría perder $2 mil millones diarios por huelga ferroviaria. Estados Unidos. Fuser News Recuperado de https://bit.ly/3VqgfXb

Isidore & Yurkevich. (2022). Estados Unidos se enfrenta a una posible huelga ferroviaria en dos semanas después de que el sindicato más grande rechazara un acuerdo laboral. New York. CNN Recuperado de https://cnn.it/3ieKhix

Comentarios