Se suspendió este fin de semana una fiesta clandestina en la que se encontraban alrededor de 450 menores de edad ingiriendo bebidas alcohólicas, dentro de un domicilio ubicado en la colonia Mariano Matamoros Centro.

La Dirección de Inspección y Verificación Municipal, atendió una denuncia ciudadana interpuesta en redes sociales que indicaba sobre una fiesta clandestina en la que mediante el pago de una cuota, se podría ingresar a la reunión con acceso ilimitado de bebidas alcohólica.

Por instrucciones de la alcaldesa Montserrat Caballero Ramírez y bajo la supervisión del secretario de Gobierno Municipal, Miguel Ángel Bujanda Ruiz, los inspectores se trasladaron el sábado por la noche hasta el lugar señalado, en la delegación La Presa A.L.R., donde encontraron a los menores consumiendo bebidas embriagantes.

Por tal motivo, los inspectores procedieron a la suspensión del evento, clausura del inmueble, y con apoyo de elementos de la Policía Municipal, se logró el aseguramiento del organizador, también menor edad.

El XXIV Ayuntamiento de Tijuana reitera el llamado a los padres de familia para supervisar a sus hijos y exhorta a la población a denunciar este tipo de hechos al número de WhatsApp (664) 616-3339, el cual se encuentra activo de forma permanente.

Comentarios