La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) estuvo presente en el recorrido de la Gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda, por la zona afectada por derrumbes en la colonia Camino Verde, en donde se brindó atención a los vecinos.

La paraestatal continúa llevando pipas de agua, tras ser suspendido el servicio de forma precautoria al 30 por ciento de los residentes de dicha colonia, a fin de evitar mayores daños en la zona que se encuentra en riesgo de colapso.

De igual manera, la CESPT trabaja en una línea adicional de agua potable, la cual permitirá el suministro al tanque de la zona afectada, trabajos que podrían prolongarse de uno a dos meses.

Por lo pronto se planea el suministro de mil metros cúbicos de agua al tanque de manera externa por la noche, pero advierten que no será suficiente para todos, por lo que se tomarán otras medidas, entre ellas el tandeo y la introducción de más pipas.

Cabe mencionar que la CESPT cerró de acuerdo a indicaciones de Protección Civil del Estado, el suministro de agua desde el pasado 28 de febrero. Fueron notificadas 92 viviendas, de las cuales 85 fueron marcadas de alto riesgo y siete de riesgo.

Comentarios