Después de las 17:00 horas de ayer se registró una lluvia intensa en Ecatepec, sobre todo en las partes alta de la Sierra de Guadalupe, lo que provocó el desbordamiento de cañadas y que el agua anegara vialidades de partas bajas del municipio, con corrientes de gran fuerza que arrastraron basura, lodo y objetos diversos.

La corriente arrastró un puesto metálico de venta de comida, ubicado en calle Palmas, colonia La Mora, localizado frente a las oficinas del Sapase, en cuyo interior estaban tres mujeres y un bebé de brazos, de entre 12 y 18 meses de edad.

“Me comentaron que se había desbordado la cañada, estaba llevándose un carro y me asome, bajé, y una persona que estaba adentro cargando un bebé, gritó que salvaran a su bebé”, fueron las palabras que dijo Alberto Castillo Pinedo, Director Técnico del Organismo Servicios de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Ecatepec (Sapase), quien con otro empleado de la dependencia y un transeúnte rescataron al bebé de brazos y a tres mujeres.

Estos momentos fueron grabados por un vecino, en un video que circula a través de redes sociales, en el cual se aprecia el rescate del bebé, atrapado en el interior de un puesto metálico que fue arrastrado por la corriente en la colonia La Mora, luego de que se desbordó una cañada que baja de la Sierra de Guadalupe por la intensa lluvia que afectó ayer al municipio.

“Si lo pienso, a lo mejor no me meto, fue instintivo y todo salió bien”, puntualizó el servidor público.

Agregó, “El tema fundamental es que yo quisiera, como padre, que alguien en una situación similar pues pudiera hacer algo por un hijo mío. Y sin pensarlo subí por una soga y me metí”.

Castillo Pinedo relató que de inmediato fue por la soga al Sapase y otro compañero de la dependencia lo apoyó, quien fue el que llegó hasta el bebé con el lazo atado al cuerpo. Posteriormente un transeúnte se sumó al rescate del niño.

“En realidad fue demasiado rápido, en el momento en que yo bajo con la soga y me amarré, les dije que me sujetaran, que tensaran la soga, otro camarada, muy valientemente dijo ‘amárrenme también, yo me voy a meter’. Y al final del día él fue el que llegó y rescató al bebé. Nosotros colaboramos nada más con él, tratando de sujetarlo, tensando la cuerda para que no se cayera y afortunadamente para todo salió bien”, reiteró.

El bebé fue atendido en el lugar y entregado a su madre, quien se hizo cargo del menor, que afortunadamente salvó la vida gracias a las tres personas que arriesgaron la suya para salvarlo, entre ellos los dos empleados del Sapase.

Por W Radio México.

Comentarios