La donación de óvulos es una técnica de reproducción asistida y a través de un proceso de fertilización in vitro aumenta hasta en un 90% las posibilidades de que se logre un embarazo, refirió el ginecólogo y biólogo de la reproducción, Demetrio Zertuche González.

El especialista adscrito al Centro de Fertilidad del Prado, habló de esta técnica y de la de donación de espermas y manifestó que son variados los casos de personas que recurren a ellas.

Destacó que son candidatas aquellas parejas que no han logrado la gestación debido a que los óvulos o los espermatozoides están ausentes o son de mala calidad; así como mujeres que tengan alguna enfermedad genética hereditaria, padecimientos como endometriosis que ha dañado los ovarios o que presenten una menopausia temprana.

En el caso de donación de espermas, señaló que se realizan este procedimiento mujeres solteras que desean ser madres o tienen pareja del mismo sexo o cuando en una pareja heterosexual los hombres tienen una alteración espermática severa, o una enfermedad hereditaria.

La donación de óvulos y espermatozoides, agregó, es un procedimiento anónimo, voluntario y altruista y los donadores son generalmente mujeres y hombres jóvenes entre los 18 a 30 años con fertilidad probada.

Explicó que se realizan estudios generales de laboratorio para conocer el estado de salud general de los donantes, así como una investigación de sus antecedentes familiares, y una valoración psicológica.

Al hablar de porcentajes, comentó que una pareja saludable y fértil tiene un 20% de posibilidades de embarazo por ciclo menstrual; con un proceso como una inseminación la probabilidad es del 25% por intento y de un 45% con una fertilización in vitro en mujeres menores de 35 años.

Mientras que en el caso de donación de óvulos la probabilidad de embarazo en un proceso de fertilización in vitro alcanza hasta el 90%.

Comentarios